Para muchos compradores, el cancelar por un bien o servicio recibido es una acción simple que no requiere ningún otro asunto adicional, sin embargo, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta al momento de ofrecer un bien o un servicio es ese “plus” que se puede dar que otros competidores no tienen. Es así como tanto los vendedores, distribuidores y demás enlaces corporativos deben de desarrollar su creatividad para estimular una lealtad con el producto a raíz del valor agregado.

 

Más allá de la calidad que puede presentar el producto como tal, así como sus componentes, presentación y mercadeo realizado, lo que en muchas ocasiones impresiona al cliente es ese algo adicional que se le puede ofrecer si compra el producto nuestro; lamentablemente, existen mentalidades retrogradas que creen que este valor agregado implica la inversión de grandes cantidades de dinero, donde la realidad demuestra que se pueden realizar muchísimas cosas sin la necesidad de grandes inversiones o complicadas estrategias en este sentido.

 

Un ejemplo de ello, es la personalización de los detalles pequeños, desde una simple nota de agradecimiento enviada por distintos medios tecnológicos, hasta la felicitación por la fecha de cumpleaños o el cumplimiento de un cierto lapso de tiempo de ser un fiel comprador de la compañía, eso que puede generar, bueno puede generar una lealtad por tanto por la empresa como por el producto adquirido.

 

Otra de las perspectivas a tomar en cuenta con el valor agregado, es que este debe tener un cierto factor sorpresa, donde el cliente pueda sentir que obtuvo una gestión de venta casi que personalizada, esto puede generar un algo nivel de satisfacción por ambas partes, en el caso de cliente, siente que realizó una muy buena compra y por la otra, el vendedor puede percibir que es un cliente potencial para desarrollar una relación comercial por muchos años.

 

Es así como en los negocios es mejor realizar una gestión extra que ofrecer algún descuento, lo que resulta en ciertas ocasiones menos rentable; en el caso específico de los negocios multinivel, ha sido una estrategia que se ha desarrollado desde diferentes formas de acuerdo a los productos y la gestión de venta, lo que puede explotarse aún más mejorando la cantidad y calidad de herramientas brindadas a los vendedores y distribuidores, donde los mismos tengan la libertad de escoger diferentes opciones con las que puedan enganchar de una mejor manera a sus clientes.

 

Be Sociable, Share!