Cuando enfrentas un problema en tu negocio  multinivel no se deben tomar decisiones a la ligera. Los problemas pueden surgir con tu equipo de trabajo, tu red o incluso con la empresa patrocinadora. No ponerse de acuerdo con el equipo, la manera de trabajar de tus referidos, modificaciones en los productos o planes de compensación de la empresa son conflictos que se pueden presentar cuando se trabaja en un modelo de negocio multinivel.

 

Una buena decisión es aquella que ha sido tomada siguiendo un proceso correcto. Existen metodologías predefinidas para llegar a una buena decisión, de la manera correcta, analizando el problema de forma coherente y objetiva, y para poner en práctica esa decisión para resolver el problema y obtener resultados positivos.

 

Las decisiones tomadas dependen del tipo de personas que participan en la toma de la decisión, a quién afecta, el grado de racionalidad o emociones que implique, el grado de experiencia, la información disponible, entre otras. Pero toda toma de decisiones surge de un proceso lógico, y parte de la definición del problema, búsqueda de opciones, análisis, decisión, ejecución y control.

 

Encuentra el problema y no pretendas que la primera solución que te viene a la mente sea la indicada. Evalúa el problema y busca bajo su superficie para encontrar varias posibles soluciones.

 

Cuando tengas varias alternativas evalúa los factores, abre tu mente, piensa en frío, mira desde otras perspectivas y usa la creatividad.

 

Para analizar el problema existen múltiples métodos, teorías y estadísticas. El método del árbol de decisión, por ejemplo, consiste en explorar las diferentes alternativas posibles de decisión a través de una figura de “árbol genealógico” pudiendo seleccionar una y otra vez diferentes opciones.

 

Una vez tomada la decisión, ejecútala y controla la situación. Para esto establece un tiempo para obtener los resultados esperados, concreta y define los pasos a seguir.

 

 

 

 

 

 

 

Be Sociable, Share!