En el multinivel triunfa el que persevera, el que se sabe rodear, el que trabaja, el que se une a una red de afiliados homogénea y optimista, el que ofrece un servicio o producto útil y necesario hasta el punto de qué se convierte en su primer consumidor, el que ama y se apasiona con el negocio, el que planea y hace seguimiento, el que tiene estrategias y objetivos claros a alcanzar, el que siempre añade valor y piensa en los clientes, el que dedica todos los días el tiempo suficiente para seguir creciendo.

En el negocio multinivel no existen restricciones de triunfo ni limitaciones acuñadas a tu profesión o determinadas especializaciones, tampoco al hecho que seas hombre o mujer, joven o persona adulta, ni mucho menos a que profeses una específica religión o credo. Las limitaciones de triunfo solo se relacionan con el bajo esfuerzo, con la poca autoestima, con la disminuida confianza en tus capacidades y posibilidades, con creer que no puedes y no eres capaz.

Algunas competencias que pueden favorecer el negocio multinivel:

  • Saber relacionarse y tener una buena habilidad de comunicación.
  • Tener la sensibilidad para saber cuándo insistir y persistir, y cuando aplazar la venta.
  • La paciencia para no apresurar el proceso de toma de decisión del cliente.
  • Ser disciplinado y organizado para que el trabajo y los procesos fluyan.
  • Poder trabajar en equipo y en forma individual, dependiendo de la necesidad.
  • Actitud de líder para facilitar el trabajo de los demás, así como servir de referente y faro a seguir.

Otras cualidades personales que contribuyen al éxito de tu multinivel:

  • Amor propio y confianza en tus actuaciones y posibilidades.
  • Alegría y optimismo a toda prueba para contagiar tu entorno y atraer la prosperidad.
  • Perseverar y mantenerse en la jugada, para no retirarse antes de tiempo.
  • Ser estratega, multifuncional, y trabajar por objetivos.
  • Ser apasionado por tu emprendimiento y obsesivo en la consecución de los logros.
  • Escuchar la voz del cliente y siempre estar dispuesto a seguir creciendo y mejorando.

Tu mismo puedes tener el perfil de un triunfador en el multinivel, pero es importante que evalúes tus competencias y cualidades, para que te apoyes en las fortalezas y mejores aquellas debilidades que son indispensables para lograr que tu emprendimiento sea competitivo y exitoso.

Algunas como la autoestima, la pasión y el optimismo, se encuentran dentro de tu entero control y manejo. Otras como la organización o las labores comerciales, las puedes aprender y perfeccionar, a base de estudio, práctica, observación y aprendizaje.

Si logras tener un portafolio equilibrado y mínimo de competencias y cualidades para ser exitoso a priori en el multinivel, el resto se lo puedes dejar al producto, el servicio, el método y sistema de funcionamiento del negocio multinivel. Lo importante es que ganes consciencia que tú puedes ser uno de los triunfadores, porque nadie sale derrotado sin haber dado la lucha.

Como dice el dicho popular, no existen imposibles sino incapacidades, las cuales en su gran mayoría corresponden a limitaciones y creencias falsas, fracasos que asumes sin razón ni fundamento. En el multinivel tu mismo puedes triunfar pero debes prepararte y seguir creciendo. Qué esperas?

Be Sociable, Share!