Existe una serie de películas de cine bajo el titulo, rendirse jamás, el cual aplica muy bien a los negocios multinivel. Porque una de las claves del éxito de los emprendimientos durante los primeros años de vida, es no rendirse y mantenerse en la lucha. No se trata de hacer un poco más de lo mismo, sino de mantenerse en la lucha, a veces variando la estrategia y en otras oportunidades insistiendo en la misma hasta obtener el resultado.

En el deporte y específicamente en el entrenamiento previo a la competencia, se muestra el ejemplo de lo que significa no rendirse.

  • Seguir entrenando todos los días a pesar de que no se vislumbre la mejoría en el instante, porque se tiene la convicción de que la práctica hace al maestro.
  • Motivarse con las pequeñas mejorías en los resultados, con el segundo ahorrado, con el centímetro avanzado.
  • Levantarse cada vez que se cae, con más ímpetu y valentía.
  • Incentivarse por los retos cada vez más exigentes, sin miedo de enfrentarlos.
  • Mantenerse enfocado en el objetivo, seguro de que se va a lograr la meta, cueste lo que cueste, en esfuerzo y dedicación.

Si aplicáramos estos principios legados del deporte, en el negocio multinivel, de entrenamiento diario, motivación, superación, enfrentamiento del miedo, enfoque y confianza en las capacidades, con seguridad te mantendrías en carrera con tu nuevo emprendimiento y no te rendirías antes de tiempo.

Los negocios multinivel, también necesitan de ejercicios y actividades diarias, para consecución de clientes y afiliados, capacitación, perfilamiento de la técnica de venta, prestación de servicio, seguimiento de metas, rediseño de estrategias y tácticas, comunicación e interacción con la red, desarrollo del canal de distribución, y en general la búsqueda de seguir mejorando para alcanzar el éxito.

La motivación no llega por sí sola, merece que la cultivemos y la atesoremos, y la mejor forma de hacerlo, es con nuestra actitud para enfrentar el día a día, levantarnos cada maña con optimismo y alegría, ver en cada problema una oportunidad de aprender y superar un reto, desarrollar la habilidad para visualizar diferentes ángulos de las situaciones, esperar siempre los mejores resultados, y no desanimarse cuando no se alcancen en el primer intento.

La capacidad de superación debe nacer de nuestro interior, una fuerza que nos impulse a levantarnos cada vez que tropezamos, porque no existen fracasos cuando nos hacemos cargo de los resultados, sin disculpas y sin echarle la culpa a nadie. Nadie queda lo suficientemente debatido cuando decide seguir avanzando para reconstruir su futuro. Cuando no deja que las circunstancias le dominen su destino, sino se hace cargo de ellas para forjar su futuro.

El miedo siempre estará presente cuando no conocemos lo que hacemos, no tenemos claro el camino a seguir, y nos sentimos menos que las exigencias del momento. Por ello, si deseas vencer el miedo, comienza por aprender de tu negocio multinivel, analiza y toma decisiones sobre el camino a seguir, fortalece tu autoestima y confianza en tus capacidades y méritos.

El que se enfoca siempre tendrá mayor probabilidad de éxito que aquel que se dispersa intentando hacer de todo un poco, pero sin impacto. Una vez puesta la mira en un objetivo, dedícate a conseguirlo sin distracciones, para que puedas percibir los resultados. Porque el especialista se diferencia, se da a conocer, y se convierte en apetecible.

El negocio multinivel necesita de profesionales que no se rindan ante la primera dificultad, que realicen muchos intentos, que entrenen a diario, cultiven la motivación, se superen, venzan el miedo, se enfoquen en su servicio y los clientes que más los necesitan.

Be Sociable, Share!