Cuando se habla del multinivel, puedes tener dos perspectivas sobre la misma actividad, el que se convierta en un hobby o en un verdadero negocio real. Todo depende de ti, de tus intensiones y tu dedicación.

Si tus intensiones son:

  • Hacer la actividad solo en el tiempo que te quede libre, sin planeación ni exigencia.
  • No apostarle todo al emprendimiento, sino ver si resulta o no.
  • Tomarlo con calma y en forma relajada, sin presión por cumplir objetivos.
  • No invertir recursos ni arriesgar para obtener al final un premio.
  • No llevar cronogramas ni hacer seguimiento a los logros.
  • No orientarte a los resultados sino a disfrutar.

Con seguridad se trata no de un negocio real sino de un hobby, que te puede dar satisfacciones emocionales pero no en dinero.

Si tus intensiones y propósitos son:

  • Vivir de tu negocio multinivel y depender en un alto porcentaje de sus ingresos
  • Dedicarte de lleno y en un corto plazo a su desarrollo y crecimiento.
  • Ser competitivo y exitoso en tu emprendimiento.
  • Pensar en grande y con objetivos y metas importantes.
  • Organizar el multinivel como un negocio real, en donde se invierten recursos, se planifica, se ponen metas y se hace seguimiento.
  • Medir las actividades, dedicarte a lo importante, que le añada valor a los clientes y te de utilidades.
  • Enfocarte en el mercado ya en la satisfacción de las necesidades de usuarios y clientes.

Entonces en este momento, si estarás forjando el multinivel como un negocio real y no como un simple hobby.

Un hobby es distracción y entretenimiento, mientras que a un negocio multinivel le debes adicionar el orden y propósito. En el negocio te puedes divertir y no está mal hacerlo, en especial cuando la actividad te gusta y te apasiona, pero debes lograr obtener resultados para que puedas vivir del emprendimiento. El hobby le puede aportar al negocio ganas y optimismo, pero no se debe quedar en el simple plano de las ganas, ya que debes actuar y rápido, diligente y hacia la consecución de objetivos.

Multinivel, hobby o negocio real, depende de ti, de la seriedad y responsabilidad con que enfrentes tu actividad, para convertirla en un pasatiempo o en un emprendimiento. La diferencia se encuentra en el tono y especialización con que realices las tareas. Si la haces de manera ocasional y esporádica, sin efecto en tu prioridades, entonces será un pasatiempo, pero si te importa y te empeñas en lograr lo mejor y seguir creciendo, entonces iras en el camino del negocio.

El ideal es que puedas combinar el negocio con el hobby, que ambos objetivos se integren y se nutran mutuamente, el hobby le aporta ganas y deseo, optimismo y alegría, mientras que el negocio le da estructura, enfoque, misión y resultados.

Be Sociable, Share!