En la vida como en los negocios, incluyendo el multinivel, existen dos caras de una misma moneda. Las emociones no lo demuestran, con los opuestos, la alegría y la tristeza, la serenidad y la ansiedad, el amor y el odio. Lo mismo ocurre con el negocio multinivel en donde para unos es un éxito y para otros un fraude, para algunos es la inversión y negocio de su vida y para otros un fraude. ¿Cuál es la verdad?

Lo primero es entender que en todo negocio existen las empresas formalmente constituidas y confiables, como las piratas y que se quieren beneficiar de la ingenuidad de otros, mediante la configuración de negocios de papel que no son reales. No es un tema que le atañe sólo al multinivel sino a cualquier tipo de empresa. Por ello, antes de elegir tu multinivel, asegúrate que la empresa a la cual te afilias sea reconocida, avalada, en trayectoria, e internacional. Para evitar los fraudes.

Ya una vez identificada la empresa o negocio multinivel, nadie puede garantizar que seas exitoso o no, pero dependerá de tu trabajo, dedicación, visión para los negocios. No de factores externos, fuera de tu alcance. En este punto no puedes decir que un negocio es un fraude porque no vendes o o ganas el dinero que esperabas. Tus expectativas tu tes las haces, y es cierto que a veces te venden un negocio con exageración, pero no se puede decir en este caso que sea un fraude. Tu eres el encargado de analizar y elegir.

En defensa del multinivel, debemos decir que existen personas que han sido exitosas en su emprendimiento, han elegido bien el producto y servicio que ofrecen, han elegido bien a los afiliados de su red para generar duplicación, se han dedicado en tiempo y esfuerzo. A ellos les ha funcionado un modelo, en donde se premia el rábano en equipo, se premia el vínculo personalizado con cada cliente y prospecto.

El multinivel es un negocio legal, que existe en casi todos los países. Es un sistema y tema válido de hacer negocios, atractivo y escalable, en donde tu disponibilidad de dedicación depende de cada persona, tus ingresos son variables, y los costos de ingreso son mínimos. Lo mejor de todo es que se fomenta la red y la interacción entre los integrantes, la sinergía y generación de ingresos residuales, incentivos extras.

El problema de los negocios a veces no se generan en su producto y servicio en sí mismo, o en las capacidades y habilidades para vender y ser comercial. Sino en que deseamos ganar dinero en forma fácil y sin trabajar, si hacer esfuerzo. Entonces nos desanimamos cuando no obtenemos los resultados instantáneos y automáticos. Le echamos la culpa a los demás, al multinivel, y hasta lo llamamos de fraude.

El negocio multinivel se fundamenta en las personas, su credibilidad, gestión, capacidad de convocatoria y obtener resultados, disciplina, capacitación, motivación y trabajo en equipo. La recompensa en el multinivel es que la inversión es baja y es una de las más rentables, porque ganas con lo que vendes y venden tu red de afiliados. Un modelo que funciona y que se ha probado en hechos reales. La prueba es que se sigue multiplicando los negocios multinivel día a día.

Un negocio como el de multinivel requiere ofrecer lo correcto y en el momento oportuno a los clientes, necesita de afiliados para compartir la labor comercial y crecer como espuma, pero el resultado no esta garantizado, a menos que realices bien la tarea. Cuando los resultados no se te den porque te has descuidado en tus estrategias y tácticas, no le eches la culpa al multinivel, y en vez de ello aprende de los euros y de los mejores.

Be Sociable, Share!