Existe una cualidad a veces olvidada por los más jóvenes emprendedores denominada la paciencia, o aquella cualidad que te permite esperar a que los esfuerzos maduren para dar sus frutos en los resultados, ya sean económicos o emocionales o de cualquier tipo.

La paciencia es la que te permite capacitarte para luego aplicar lo aprendido, insistir y persistir a pesar de los primeros rechazos o fracasos, mantenerte en la convicción de que vas a lograr tus objetivos en el momento necesario, y no antes ni después.

La paciencia también es muy útil en el multinivel porque los emprendimientos necesitan de un tiempo de incubación para darse a conocer, ganar imagen, organizar su estructura, ganar experiencia, permitir a la empresa ganar confianza con los prospectos para que se conviertan en clientes y afiliados de los productos y servicios. Un mismo cliente necesita de tiempo para tomar la decisión de lo que le conviene, y tú necesitas de paciencia para saber esperarlo. Un negocio necesita de tiempo para poder recuperar los gastos e inversiones de iniciación del mismo, y tú necesitas de paciencia para ver revertir las inversiones en utilidades.

La paciencia la puedes cultivar con las siguientes acciones:

  • Solicitando el consejo de personas con mayor trayectoria en el negocio.
  • Escuchando las anécdotas de los profesionales más exitosos.
  • Adiestrando tu mente para que piense en positivo, planifique, siga los pasos que llevarán a obtener lo planeado.
  • Dándole tiempo al tiempo, valorando este recurso y convirtiéndolo en aliado.
  • Administrando las emociones para que note apresuren a conseguir lo imposible.
  • Dividiendo la gran tarea en pequeñas labores que permitan obtener resultados en el corto plazo.
  • Alejando la envidia y la comparación excesiva por lo que hacen y obtienen los demás.
  • Reactivando la meditación y relajación.
  • Siguiendo los procesos sin saltarse etapas.

La paciencia en el multinivel es importante, para que no te retires ante la primera dificultad, no abandones el negocio antes de que de sus frutos, no te desanimes por los resultados iniciales ya que estas sembrando ara cosechar luego, no envidies el proceso de los demás ya que tu destino es individual y con un camino propio, no te saltes presos ni quemes etapas antes de tiempo, aprendas a esperar, porque el que persevera alcanza.

La paciencia en el multinivel es no apresurarte a vincular afiliados que no cumplen la identidad y afinidad con el negocio, solo porque deseas conseguir ingresos más rápido. La paciencia en las ventas es encontrar el momento justo deshacer la oferta, e insistir hasta que el cliente compre la idea y la solución que se le brinda. La paciencia en el trabajo es planificar antes de actuar, pensar antes de hablar, observar y analizar antes de tomar las decisiones.

La paciencia no induce a la lentitud sino a la objetividad, a esperar el momento y tiempo oportuno y necesario, a no desgastarse en vano por demás y regencias falsas, de que los resultados fáciles e instantánea son los mejores. Porque deberás aprender que la vida, el trabajo, las relaciones, el multinivel, son maratones y no carreras de velocidad, en donde se espera construir en el agro plazo.

Be Sociable, Share!