El negocio multinivel por supuesto necesita del diseño de un plan de negocio y de trabajo, para garantizar que el lanzamiento y crecimiento del emprendimiento se realice de una forma organizada, planificada, gestionable y orientada a los resultados. De lo contrario sería como si te encontraras en un avión en pleno vuelo, sin piloto, sin instrumentos, sin saber a dónde ir y sin los medios de llevar al avión a un aterrizaje seguro y a salvo.

Que aspectos considerar en el plan de negocio y de trabajo del multinivel:

  • La selección adecuada de los productos y servicios multinivel, que sean afines a tu forma de ser, presenten diferencias claras para el mercado y clientes, puedas convertirte en un consumidor frecuente, satisfagan soluciones reales a un nicho de mercado de tamaño suficiente.
  • Una estrategia diferenciadora y alcanzable que permita al multinivel competir con cierto grado de éxito.
  • Un plan de marketing en donde el cliente se convierta en el objetivo final, su satisfacción, vinculación al multinivel, incentivo para que aumente sus compras, un sistema de desarrollo de relaciones de largo plazo, y un excelente servicio de postventa.
  • Una organización financiera y contable que permita analizar la rentabilidad, la liquidez, la necesidad de consecución de fondos, el flujo de caja, el seguimiento a la gestión del multinivel.
  • La planificación de las necesidades de los recursos humanos, físicos y tecnológicos, el desarrollo y crecimiento de los mismos, su gestión y aprovechamiento, labores de seguimiento y coordinación para que aporten valor al multinivel.

Diseña un plan de trabajo para tu negocio multinivel que incluya los aspectos técnicos, humanos, financieros y estratégicos, para que se desarrolle el emprendimiento en forma equilibrada, en donde el cliente sea el objetivo final, la rentabilidad le de viabilidad en el tiempo, la eficiencia permita ganar competitividad, y todos tengan algo que ganar para que aporten en la misma dirección.

No creas que el negocio multinivel por tener la particularidad de estructurarse a través de una red de afiliados, se pueden delegar las actividades en terceros y muchas veces ajenos al negocio en sí mismo. Por el contrario, se exige un mayor compromiso y compenetración entre todos para que el multinivel se comporte como un verdadero negocio integral y no como una simple estrategia de venta en donde se ha encontrado que el desarrollo boca a boca y uno a uno, es exitoso.

Si dejas de lado las labores relacionadas con el desarrollo y crecimiento del talento humano, incluyendo actividades de capacitación y actualización permanente, podrás perder la sintonía con el entorno y los clientes. Si no te preocupas por la administración y gestión de los recursos, podrás ver despilfarrados los esfuerzos. Si el negocio no genera rentabilidad financiera no podrás seguir desarrollándolo en el tiempo. Si no utilizas la tecnología virtual y de redes sociales, perderás oportunidad de contacto y crecimiento de afiliados.

El emprendimiento multinivel merece un plan de trabajo ordenado y estructurado, que incluya los aspectos estratégicos, humanos, tecnológicos, financieros y de servicios a los clientes. No te descuides en ello.

Be Sociable, Share!