Las figuras entre el multinivel y la pirámide pueden parecerte similares, pero no lo son cuando por pirámide te estás refiriendo al negocio financiero en que tu das un dinero para que se te duplique en forma mágica a costa de traer nuevos clientes y afiliados quienes aportan la misma cantidad de dinero esperando la misma retribución exagerada. Las matemáticas no engañan, y desafortunadamente nadie ha encontrado la fórmula de multiplicar el dinero como se presentó en la biblia con los panes.

 

En el caso del multinivel, el crecimiento de las personas es piramidal pero no lo son las ganancias y retribuciones que se obtienen con el dinero invertido, ya que en este caso lo que se busca es que más y más personas disfruten y se beneficien con la compra de unos determinados productos y servicios, ganen con su consumo y ganen en bonificaciones, ganen en especie y en dinero, se motiven a recomendar los mismos productos a otras personas por sus reales beneficios y de manera adicional ganen más bonificaciones por las compras que ellos hagan, y así sucesivamente, creciendo más exponencialmente que en forma piramidal.

 

Diferencias entre un multinivel y una pirámide:

 

  1. El multinivel es un negocio digno y respetable, en donde las ganancias se hacen a base de esfuerzo y no en forma mágica e ilusoria como en la pirámide, en donde el fraude está presente.
  2. El multinivel es un negocio en donde vendes solucione reales a los clientes, representadas en productos y servicios medibles y concretos, mientras que la pirámide es un truco financiero en donde se trata de ilusionar a la gente a base de engaños.
  3. En el multinivel todos ganan, los clientes que compran y se benefician del servicio en donde tú mismo te incluyes, y toda la red de afiliados porque reciben bonificaciones por las compras y utilización de los servicios que realizan los demás. Mientras que en la pirámide existen ganadores, siempre los primeros que ingresan al juego, y muchos perdedores que corresponden a los que ingresan al final, momento en el que la pirámide se revienta, porque no se pueden sostener las promesas en el tiempo.
  4. En el multinivel como en todo negocio legalmente constituido, existen garantías, reglas de juego, vigilancia, cifras claras y rendimientos medibles. Mientras que no ocurre así en las pirámides, en donde son empresas piratas y fantasmas, que se crean, no tienen respaldo y luego desaparecen con el dinero que se invierte.
  5. En el multinivel se exige trabajo para conseguir nuevos afiliados y mejorar los servicios, desarrollo de estrategias para seguir creciendo, seguimiento para no decaer en la motivación y empeño. Mientras que en las pirámides, no hay nada que hacer sino depositar un dinero y comprometerse a traer nuevos incautos, para luego sentarse a esperar a que el dinero se duplique o triplique sin ningún sustento financiero ni legal.

 

Te puede parecer en forma desprevenida que las figuras del multinivel y las pirámides se asemejan, porque en ambas existe el deseo de vincular referidos para que negocio crezca exponencialmente y en forma casi indefinida. Pero se diferencian en mucho, en la forma y en el fondo, porque multinivel es un negocio en donde el trabajo se premia, las relaciones lo multiplican, la imagen le da solidez, y la responsabilidad es su máxima virtud.

 

Be Sociable, Share!